Las joyas supersticiosas traen buena suerte.